• Administración y mantenimiento de redes sociales
  • Toma y edición de fotografías: Mis ideas tiene diferentes líneas fotográficas, con las cuales se hace promoción a las empresas, sea en su sitio web o las redes sociales.
  • Grabación y edición de videos: Se hace un acompañamiento a la empresa contratante desde la grabación, con el fin de lograr un producto emotivo e impactante que logre atrapar los clientes potenciales.

  • Asesoría de Imagen Corporativa y Marca: Generar en la población objeto, a partir de la presentación de una asesoría gráfica del producto o servicio, el sentido de la emoción que genere la recordación, la preferencia y la diferenciación
  • Desarrollo de imagen de productos: Es crear el ADN de la imagen de un producto que sea diferenciada, recordada, preferida que llame la atención del producto entre otros competidores.
  • Desarrollo de piezas gráficas: Es presentar la imagen del Producto o Servicio en diferentes piezas gráficas, con un diseño y desarrollo que trasmita de forma objetiva la imagen del producto o servicio y así impactar en la población objetivo
  • Desarrollo de sitios web administrables: Se realizan los sitios web con un gestor de contenidos llamado Joomla, que permite al usuario administrar todo el contenido de su sitio sin tener conocimientos de programación.
  • Remodelación de sitios web: Cuando el cliente ya tiene un sitio web creado y desea cambiar una parte de este o algún gráfico en especial, sin alterar la composición original del sitio.
  • Administración de Sitios web: La administración de los sitios incluye: Cambio de imágenes, cambio de contenidos, subir noticias, agregar elementos a los menús; el contenido debe ser suministrado por el cliente, este servicio no incluye la redacción o el diseño de las piezas.
  • Campañas Adworks: Utilizando las aplicaciones de Google, realizamos campañas de promoción del sitio web o de las redes sociales, dichas campañas requieren un presupuesto, y se hace la promoción por el tiempo que sea requerido, con las palabras claves y contenidos necesarios para garantizar su visualización.

...o por qué nunca verás unos iHoloLens a la venta.

Finalmente Microsoft ha mostrado su gran apuesta al futuro de la computación, en la que han trabajado durante los últimos siete años, con la cual pretenden cambiar por completo la forma en que interactuamos con la tecnología, por medio de un nuevo dispositivo llamado HoloLens.

En realidad se trata del siguiente paso en realidad aumentada, un intento bastante interesante para crear un nuevo tipo de interfaz gráfica que borra las líneas entre lo real y lo virtual, permitiendo que el usuario pueda crear y manipular, usando gestos con sus propias manos, objetos que sólo él puede ver.

Pero es imposible no pensar en lo raro, tosco, torpe, incómodo y poco natural que se ve una persona con los HoloLens puestos. También es sumamente extraño ver a otras personas interactuar con elementos virtuales que en realidad no están ahí. Tampoco me sentiría cómodo moviendo mis manos en el aire alrededor de personas que no conozco.

Mientras tanto Apple recién lanzó un dispositivo que te pones en la muñeca, el Apple Watch. Pequeño, prácticamente pasa desapercibido, su primera versión tiene más limitaciones de las que nos gustaría pero con todas las pretensiones de convertirse en un dispositivo sumamente personal que elimine los límites entre objetos físicos y el software.

Durante sus respectivas presentaciones, tanto Microsoft como Apple han hablado, a su manera, de dos conceptos fundamentales para el futuro de la computación:

1. La tecnología tiene que ser invisible 2. La necesidad de eliminar límites entre lo real y virtual

Estos conceptos se han vuelto particularmente importantes con el hecho que el wearable computing cada vez es más factible, sus posibilidades se hacen más reales y su comercialización ya es el presente, no el futuro.

Pero la forma en que Microsoft con los HoloLens o Google con los Google Glass han abordado sus intentos de hacer la tecnología invisible, de difuminar límites entre objetos físicos y software muestran lo profunda y radicalmente distintas que son en comparación a Apple, tanto a nivel filosófico como a nivel comercial.

Es enfrentar a dos futuros propuestos en obras de ciencia ficción que han causado impacto en nuestra sociedad:

Por un lado Minority Report, donde muestran una interfaz gráfica que funciona por medio de grandes gestos y movimientos con los brazos usando un wearable (en este caso unos guantes con luces en los dedos) para manipular una pantalla virtual de 180º semi-transparente. Esta debe ser una sociedad con serios y constantes dolores de brazos de la necesidad de moverlos todo el tiempo para cosas tan simples como explorar fotos entre carpetas y abrirlas.

Por otro lado está Her, donde la interfaz gráfica en realidad es la interacción por medio de la voz con un “asistente virtual” extremadamente inteligente con aparente capacidad de sentir, transmitir y hacer sentir emociones creando un vínculo muy cercano entre el usuario y la tecnología. En el futuro propuesto por esta película, las personas prácticamente no tienen interacción con objetos, salvo en casos concretos, todo funciona con un pequeño auricular siempre activo, por medio del cual escuchamos la respuesta a nuestros comandos. El resultado es una sociedad sumamente conectada, pero con los ojos puestos en la realidad, y no en pantallas táctiles.

Google Glass o los HoloLens están cerca del futuro de la computación propuesto por Minority Report, que por mucho que hagan efecto dramático requerido en la ciencia ficción de Hollywood, es impráctico y extraño para el mundo real.

Apple entiende esto y lo tiene tan claro que prácticamente todos sus dispositivos desaparecen, dando protagonismo absoluto a la información con la que necesitas interactuar. Sin perder de vista el sentido de la moda, de verse bien, de no sentirte extraño, de no sentir que haces el ridículo, pero sobre todo, de sentirte bien contigo mismo cuando estás interactuando con la tecnología.

Es posible que en términos dramáticos, HoloLens tengan un efecto mayor a corto plazo pero de impacto mínimo o nulo en la sociedad, de la misma forma que sucedió con los Google Glass. Sí, es posible que sea interesante para un artículo sobre el futuro de la tecnología en un canal de TV generalista que requiere “impacto”. Pero no creo que vaya mucho más allá. Al menos no en su actual iteración. Es por eso que el programa de *exploradores de las Glass acabó, porque una vez que la emoción inicial desapareció, quedó simplemente el sentido de ridiculez de aquellos que las llevaban puesta y que poco a poco, en silencio, dejaron de usarlas.

La realidad es que las personas buscan dispositivos que les hagan más simple la vida, que se las organice, que les permita divertirse y estar siempre conectado, pero sin sentir que hay algo de por medio entre ellos y la tecnología. Es por eso que un smartphone, visto de frente, es 97% pantalla y 3% los bordes, cada vez más pequeños. Es por eso que los marcos de las televisiones han desaparecido, es por eso que el diseño de los portátiles son cada vez más simples. La tecnología nunca debe sentirse como tecnología

Y en la carrera de la invisibilidad, Apple lleva la delantera.

 

Fuente: hipertextual.com/

FaLang translation system by Faboba

PBX 333 6760

Cel. 317 851 1513 - 316 536 7339

Calle 37 A Sur #28 C - 44
Envigado, Antioquia

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

Gracias a su confianza hemos volado lejos...